miércoles, 10 de diciembre de 2008

Señor de los Gitanos...






Porque Córdoba no resistiria un Domingo de Ramos sin ver tu dulce mirada, la mirada de la Esperanza...

No hay comentarios: